La vacuna no es la cura, pero es el principio del fin de la pandemia

Regional Tijuana

Tijuana, 13 de enero.- Cinco fueron los trabajadores de la salud que recibieron las primeras dosis de la vacuna contra el Covid-19 en Baja California; en el evento protocolario el secretario de Salud de Baja California, Alonso Pérez Rico, aseguró que la vacunación marca “el principio del fin de la pandemia”, pero advirtió que aún debe continuarse con los protocolos de distanciamiento porque no es una cura para la enfermedad.

El personal que recibió las primeras dosis -de las 9 mil 750 de la empresa Pfizer que llegaron a la entidad la noche del martes- representa a diferentes instituciones de salud, las cuales recibirán vacunas para todo el equipo durante el siguiente mes.

La cita para la aplicación fue a las 7:30 de la mañana de este miércoles, y para las 7:58 la jefa de Enfermería en Urgencias del Hospital General de Tijuana, Perla Marina Guerrero Vázquez, recibió la primera dosis de las cinco que contiene la ampolleta y que por cuestión de protocolo deben aplicarse en cuestión de minutos después de abierta.

Pasado el periodo de media hora en que se mantuvo bajo observación para verificar si presentaba alguna reacción, Guerrero Vázquez se dijo emocionada y segura para realizar su trabajo, además de que se consideró afortunada de ser elegida como la primera receptora; afirmó que “fue un piquetito nada más como con cualquier vacuna”.

La segunda dosis la recibió el doctor Jaime Noel Hernández, del IMSS; luego el enfermero del Issste Jorge Alfredo Vega, y por parte del Issstecali la enfermera Cristo Rocío, en tanto que por parte del sector privado la neumóloga Viridiana de la Herrán Rivas también fue vacunada.

El martes por la noche se recibió el envío de 9 mil 750 dosis, las cuales fueron divididas entre las instituciones de salud del estado: la Secretaría de Salud tiene 3 mil 665, de las cuales mil 365 se aplicarán en Tijuana, mil 300 en Mexicali y mil más en Ensenada.

Por su parte, el Instituto Mexicano del Seguro Social recibió 4 mil 300 dosis las cuales se repartirán mil dosis para Mexicali, 2 mil 400 para Tijuana, 700 para Ensenada y 200 para Tecate; además para el Hospital Regional de San Quintín se destinaron 150 dosis.

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) recibió mil 385 dosis, y para trabajadores de la salud en el Ejército llegaron 250 dosis que se repartirán en Mexicali y Ensenada.

Enero, exclusivo para personal de primera línea

Pérez Rico aseveró que el plan de vacunación del gobierno federal se cumplirá a cabalidad en Baja California, donde se prevé que se vacune al personal de salud durante enero, después a las personas de la tercera edad, y luego a los diferentes grupos de edades, con la posibilidad de que toda la población esté vacunada para marzo de 2021.

Confirmó que la próxima semana debe llegar al estado una cantidad similar de dosis a las que llegaron el martes a Baja California, y advirtió que la “nueva normalidad” que se vive actualmente se va a mantener hasta que termine el ejercicio de vacunación, así que mientras tanto deben continuar aplicándose los protocolos sanitarios.

“La vacuna no es una cura, es una forma de prevenir la enfermedad y la forma severa de la enfermedad, recibirla no excluye de seguir transmitiendo la enfermedad”, refirió 

En su oportunidad, el gobernador del estado, Jaime Bonilla Valdez, ratificó el compromiso de cumplir con el plan establecido para inmunizar a la población bajacaliforniana y expuso su experiencia personal al contraer dos veces Covid-19, además de revelar que 95 por ciento de su gabinete ha sido contagiado.

Las primeras vacunaciones se llevaron a cabo en el Centro de Gobierno de Tijuana, a donde además de Jaime Bonilla Valdez y Alonso Pérez Rico acudieron representantes de las diferentes instituciones de salud.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *