Carlos Atilano Peña quiere seguir siendo amigo de Kiko Vega y ser mandamás en gobierno de Morena en Tijuana.

Tijuana.-Conocido como el traidor de la política por excelencia el polémico Carlos Atilano se ha dedicado a despotricar contra el gobernador electo Jaime Bonilla y el alcalde electo de Tijuana Arturo González Cruz pues se siente responsable de la victoria de Morena en las pasadas elecciones y los acusa de ingratitud.

La realidad es que Atilano no contribuyó en nada para la victoria aplastante de Morena y desde campaña se sospechaba de que en realidad actuaba como un espía de la administración panista en Morena.

Es conocido y público sus afectos para KiKo Vega y para el mismo Juan Manuel Gastélum a quienes les debe muchos favores que lo tienen comprometido.

Atilano se convirtió en vocero de los panistas argumentando que el gobierno de Bonilla debe ser de dos y no de 5 años y que él merece ser el secretario general del ayuntamiento de Tijuana (y así cuidar a su amigo el Patas)

Carlos Atilano es un conocido chapulín de la política, brinca de un lado a otro y negocia si es posible con el mismo “diablo” y lo traiciona.

Siempre ha estado aferrado a ser presidente municipal de Tijuana, fue candidato del PRD en el 2001, y buscó nuevamente esa candidatura ahora independiente en el 2016, pero no consiguió las firmas necesarias que exigía la autoridad electoral.

En este año quiso ser candidato de MORENA a la presidencia municipal de Tijuana y nuevamente quedó en la orilla, el candidato de MORENA a la alcaldía, Arturo González lo nombró coordinador de su campaña.

En cuanto llegó a esa posición, fiel a su costumbre empezó a querer manejar todo a su conveniencia y en poco tiempo lo hicieron a un lado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll UpScroll Up