Cancela Bonilla caseta de cuota de la Escénica Tijuana-Rosarito

Tijuana, 7 de julio.- El gobierno de Jaime Bonilla Valdez canceló la caseta de cobro Tijuana-Playas de Rosarito, al firmar un decreto que entrará en vigor mañana, en el que privilegia la seguridad y salud de la población bajacaliforniana sobre la recaudación de recursos e instruye a la Secretaría de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Ordenación Territorial (Sidurt) a realizar los trámites necesarios ante la federación para que se transfiera el tramo carretero al estado para su operación y mantenimiento.

«Para mí no hay motivo de duda, la seguridad se convierte en un bien jurídicamente tutelado muy superior a la recaudación de un ingreso para las arcas públicas, por eso me veo en la imperiosa necesidad de tomar la decisión contenida en este decreto», dijo el secretario general de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano, al dar lectura al documento que consta de 14 puntos, el cual se publicará este mismo martes y tendrá vigencia desde el miércoles.

La cancelación es jurídicamente factible en los términos de la Ley de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para que se entregue la autopista Escénica o Carretera Federal 1D, entre Tijuana y Rosarito, como ocurrió con el tramo Centinela-Rumorosa anteriormente, dijo.

El decreto señala que «en virtud de que la caseta de cobro se ha convertido en un impedimento para que vehículos de los cuerpos policiacos, ambulancias, incluso carros de bomberos puedan llegar rápidamente a brindar sus servicios a toda esa comunidad tan numerosa (residente en el corredor Tijuana-Rosarito), en ese orden de ideas tengo que optar entre la recaudación de un ingreso económico y por otro lado la seguridad que estoy obligado a brindar a la población por ese mandato constitucional».

«El gobierno federal, en esta caso la Secretaría Particular y en lo particular la de Comunicaciones se rehusó a oír… a mí no me queda otra cosa más que por la propia seguridad y salud de los bajacalifornianos, tuve que cancelar esta caseta… hoy firmé el decreto y a partir de hoy mismo se publica», dijo por su cuenta el mandatario estatal.

Recordó que aunque eliminar el cobro fue un compromiso de campaña que el presidente Andrés Manuel López Obrador compartió, las gestiones que realizaba se volvieron incluso ríspidas, de ahí la decisión de cancelar la caseta; en pleno evento al que asistieron decenas de residentes del área dio instrucciones al fiscal general, Guillermo Ruiz Hernández, a vigilar el área, por lo que le entregó la llave de la caseta.

Inversión recuperada varias veces
El cobro que se estableció en 1967 para recuperar la inversión ya no tiene razón de ser dado que ya se recuperó varias veces, dijo Rodríguez Lozano en la lectura de los puntos del decreto en los que además agregó que no existe una ruta alterna libre de peaje que permita a los residentes del área llegar a sus hogares, lo que violenta el derecho constitucional de tránsito y al mismo tiempo justifica jurídicamente que se opte por la cancelación.

Son 18.5 kilómetros de carretera -desde Rancho del Mar hasta Real del Mar- donde residen unas 12 mil 500 personas que serán las principales beneficiadas con el decreto, pues aunque tenían un descuento de 50 por ciento otorgado por Caminos y Puentes Federales (Capufe) tenían que realizar una serie de trámites engorrosos, según el secretario general de Gobierno.

Dijo que «no obstante la SCT de la administración (del ex presidente Enrique) Peña Nieto, sin consultar a los bajacalifornianos presuntamente tomó la decisión de renovar la concesión sin justificación social o se les violentara el derecho constitucional de libre tránsito al no contar con otra vía de tránsito de ingreso a sus hogares, siendo responsabilidad de este gobierno que represento acabar con esa vulneración de sus derechos».

Rodríguez Lozano explicó que Banobras, «presuntamente» que es concesionario de la carretera pues «no aparece en el Diario Oficial de la Federación cobra 39 pesos por auto específicamente en esa caseta, lo que significa que familias con dos autos que van y vienen una sola vez al día gastan mil 92 pesos a la semana, lo que representa dos salarios mínimos para salir y regresar a sus hogares».

Calculó que si se consideran los 10 mil vehículos de residentes del área, en una semana gastan unos 5 millones 460 mil pesos semanales, «lo que impacta severa y directamente su patrimonio».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll UpScroll Up