Feligreses exigen apertura de iglesias; cierre no puede imponerse, dicen

Mexicali, Baja California a 10 de diciembre.- Decenas de feligreses se manifestaron a las afueras del Ayuntamiento de Mexicali luego de que autoridades sanitarias y de gobierno catalogaran la actividad religiosa como no esencial y ordenaran el cierre de iglesias luego de que Baja California cambiara a semáforo rojo por el repunte de casos de Covid-19.

“Calificaron las actividades de culto de religioso como peligrosas y no esenciales, poniendo los templos y gimnasios en el mismo nivel de contagio que los bares, y por otro lado permitiendo por motivos económicos que casinos, restaurantes, cines y tiendas sigan abiertas”, criticó uno de los manifestantes.

Señalaron que lo esencial es algo íntimo y que el Estado no puede imponerlo como dictadura; llevaron pancartas reclamando libertad de culto.

“Es arbitraria en vista de que la autoridad local determinó una clasificación de giros o actividades sin sustento científico o sanitario alguno, es desproporcionada porque se aplica la misma restricción a todas las iglesias ubicadas en Baja California sin tomar en cuenta las diferencias entre las dimensiones y aforos máximos de cada templo”, expresaron.

Una de las oradoras indicó que la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos determinó que el gobernador de California había violado los derechos religiosos de los ciudadanos al imponer medidas restrictivas a centros de culto, lavanderías, centros comerciales y demás comercios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll UpScroll Up